Bichos en mi cerebro

Mi otro blog

http://orugasmecanicas.blogspot.com/

12/29/2010

2.Sol

Sé que me he quedado dormida cuando me despierto y el sol entra por la ventana y noto que el sillón y yo estamos casi secos: agradezco el calor .Me quedo unos minutos disfrutando del momento hasta que el dolor de cabeza por inanición se hace insoportable .Es entonces cuando me levanto y puedo observar los vestigios del fracaso de la noche anterior: huellas de barro ,cosas arrojadas contra la pared en un arrebato de cólera y un reguero de ropa aún húmeda .La recojo ,prenda a prenda y la voy haciendo una bola que terminará en la lavadora ,aunque por ahora voy a dejarla hecha un montón en la esquina de la cocina.

Dejo un té esperándome en el microondas cuando salgo a la calle .La luz del Sol me ciega ,pero no me molesto en taparme los ojos y camino con una luz inmensa pegada a mi retina y dando tumbos por el estrello callejón. Voy a seguir con mi vida ,al menos intentarlo ,al menos que lo parezca.
El ruido del mercado me aturde y me impide avanzar ,como si fuera una gran multitud ,aunque en realidad es tan temprano que apenas hay nadie
Miro los puestos a izquierda y derecha conforme voy caminando, con tremenda atención ,aunque no voy a comprar nada .Una mujer inmensa tras pantalones de colores demasiado llamativos me mira desde unos ojos profundos y nada amistosos .Sus manos callosas se aferran al mandil que permanece incrustado en su inexistente cintura , lo retuercen y lo pellizcan: parece terriblemente nerviosa .Esquivo su mirada :hoy no me apetece imaginar nada, ni inventar historias de por qué la gente actúa como lo hace.
Me siento incómoda ,tardo unos minutos en descubrir que es porque mi sudadera no tiene bolsillos ,frunzo el ceño ¿Pero a quién se le ocurre hacer una chaqueta sin mangas ?Me paro un momento , asqueada de mí misma ¿A quién se le ocurre comprarla sin bolsillos?
El Sol es tan brillante hoy que apenas puedo abrir los ojos, así que me refugio en un portal ajeno ,uno cualquiera a la espera de una revista con que taparme la cabeza o a una nube misericordiosa .
Me siento como una pordiosera : medio en cuclillas ,medio agachada ,la mirada torva y los labios cortados ,la respiración irregular y la apariencia descuidada ;ahora entiendo porqué no soy bien recibida en casa de mis padres en las reuniones familiares: hay niños influenciables.
Un paraguas abierto y rojo llega inexplicablemente rodando hasta mis pies y se para allí, balanceándose ¿quién lo habrá perdido? Mira alrededor buscando un dueño despreocupado .En realidad si me importara no lo recogería sutilmente del suelo y lo pondría sobre mi cabeza mientras camino sonriente por el filo de la acera.
Siento la necesidad de pararme a pensar que por ahí hay alguien como yo ,que usa paraguas bajo el Sol .Corro por la calle .en busca de esa persona igual que yo ,de ese alguien que…una mujer mayor mira hacia lo lejos: la compra en un brazo y la funda roja de paraguas en el otro .Suspiro y lo dejo en el bordillo,con cuidado

No hay comentarios:

En facebook